Sensorización

Uno de los grandes retos tecnológicos que afronta a día de hoy el sector de la iluminación consiste en obtener la capacidad de regular y ajustar el flujo lumínico en base a un conjunto de factores que permitan dotar a la luz de máximas prestaciones en términos de calidad. Dichos factores no sólo quedan representados por la detección de presencia o movimiento de personas, sino que con el proceso de digitalización en los últimos años, la iluminación busca adaptarse en base a otros fenómenos como la temperatura, la humedad, la velocidad de movimiento o incluso la hora del día. Este conjunto de factores y su interacción con el mundo del alumbrado da lugar al concepto de iluminación adaptativa.

La experiencia y el know-how que avalan a ELT en el sector de la iluminación, han permitido que la empresa comience a ofrecer soluciones de iluminación ad-hoc e introducir la interacción de sensores con el portfolio de fuentes de alimentación disponibles hasta ahora.

En el ámbito de la iluminación indoor, la dupla que conforman las fuentes de alimentación LED y las tecnologías de comunicación, permite llevar a cabo la interacción de dispositivos situados en una misma zona en base a uno o un conjunto de sensores vinculados al driver a través de los interfaces más clásicos en el sector de la iluminación como son DALI o 0-10V. De esta forma, a través de un único canal de sensorización, se puede adaptar el flujo lumínico correspondiente a las fuentes de alimentación restantes que carecen de sensor conectado, solución ideal para topologías como pasillos, salas o plantas completas.

Yendo un paso más allá, ELT ofrece soluciones que se adaptan a la evolución del mercado, donde desaparecen los interfaces cableados. De cara a ofrecer un ecosistema donde la dupla mencionada anteriormente toma su mayor fuerza, la apuesta por tecnologías como Bluetooth Low Energy (BLE) permiten dotar de control y adaptación a la iluminación a través de un interfaz puramente inalámbrico. Además, su ajuste en base a las necesidades lumínicas del usuario a través de app móvil, proporciona un canal de configuración disponible en todo momento pensando en regulación lumínica y temperatura de color. Oficinas, retail o naves industriales, son alguno de los ejemplos de aplicación ideales para este tipo de soluciones.

En el ámbito del alumbrado público, ELT se apoya en sus soluciones de gestión remota de alumbrado público STELARIA y STELARIA CityScope©, que proporcionan un canal comunicación directo, no sólo con otro tipo de dispositivos como contadores de agua, gas o actuadores, sino con un amplio abanico de soluciones de tipo sensor. La capacidad de adaptar el flujo lumínico en una calle o conjunto de calles en base a la detección de presencia humana o tránsito de vehículos, o el ajuste del perfil de iluminación en base a factores meteorológicos son alguno de los ejemplos que permiten a ELT formar parte del concepto de iluminación adaptativa desde la perspectiva del alumbrado público.

Sé el primero en enterarte de todas nuestras noticias, lanzamientos y eventos

9 + 6 =
Top