Calidad

La satisfacción de necesidades y superación de las expectativas de los clientes, la fiabilidad y el cumplimiento de requisitos legales y reglamentarios nos conducen hacia un modelo de excelencia.

Gestión de Calidad:

ELT desde su fundación, ha contemplado los principios básicos de la Gestión de Sistemas de Calidad. Por tal motivo, el desarrollo de principios de actuación basados en normas de referencia ha sido, y es en la actualidad, un requisito interno enfocado a aumentar valor en nuestros procesos.

1993   Certificación por AENOR de acuerdo con la norma UNE-EN-ISO-9002:1994  1998  Certificación por AENOR de acuerdo con la norma UNE-EN-ISO-9001:1994 2000  Certificación por AENOR de acuerdo con la norma UNE-EN-ISO-14000:1996 2003  Certificación por AENOR de acuerdo con la norma UNE-EN-ISO-9001:2000 2005  Evaluación de la gestión de la empresa de acuerdo con el modelo EFQM.

Con el fin de asegurar la conformidad de los productos, ELT tiene implantado un sistema de control de los productos de compra, procesos de fabricación y producto final.

Todas la materias primas pasan por un proceso de homologación interno, basado en normas internacionales y, muy especialmente, en criterios propios acumulados en años de experiencia. Los ensayos son exhaustivos y deben superar pruebas de campo. Posteriormente, todos los envíos se someten a control de recepción, para garantizar su adecuación a los requisitos homologados.

La inspección del proceso de fabricación es continua. La tecnología de fabricación nos permite establecer de forma automática y al 100% de los productos fabricados, diferentes etapas de control (proceso y producto final), en las que se miden y registran los parámetros eléctricos fundamentales, que aseguran su correcto funcionamiento. Periódicamente, se ensayan muestras en laboratorio para asegurar su idoneidad, además de realizar las correspondientes pruebas de duración del producto.

Gestión Medioambiental:

La protección del Medio Ambiente es un objetivo prioritario para ELT y por esta razón se ha implantado en la factoría un Sistema de Gestión Medioambiental de acuerdo con la norma UNE-EN-ISO 14001.De esta forma el Medio Ambiente pasa a ser, junto con la Innovación y la Calidad un objetivo básico.

ELT como empresa integrante dentro del sector de fabricación de equipos auxiliares para iluminación, y por tanto, como organización socialmente responsable, se compromete con la protección y prevención de la contaminación del Medio Ambiente, estableciendo como objetivos:

  • El cumplimento con los requisitos legales.
  • La reducción de residuos.
  • La reducción de emisiones y ruido.
  • Reciclaje y reutilización de materiales
  • La optimización de los recursos energéticos. Esto es posible gracias a la asignación de recursos que nos encaminen hacia la mejora continua, mejoras en el diseño de los productos, desarrollando procesos, y adquiriendo materiales y servicios que superen a los de generación anterior y establecimiento de programas de colaboración y selección de proveedores etc…

Marcado CE: Para poder vender e instalar de forma legal los aparatos eléctricos y electrónicos a los que aplique alguna de las Directivas Europeas, de Nuevo Enfoque es obligatorio que porten el marcado CE, que significa “Conformidad Europea”. El marcado CE implica que el producto cumple los requisitos de todas las Directivas Europeas que le aplican.

Todos los productos de ELT poseen el marcado CE, estando disponibles las correspondientes declaraciones de conformidad, por lo que las luminarias que los incorporen cumplirán con los requisitos legales referentes al producto ELT.

Las directivas: WEEE y ROHS

La protección del medio ambiente ha llegado a ser importante en todos los ámbitos de la vida. El rápido aumento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, y las sustancias peligrosas que los mismos contienen, han causado preocupación. Para solucionar el problema, el Parlamento Europeo y  la Comision Europea han aprobado dos directivas: WEEE y RoHS.

La directiva 2012/19/CE de 4 de julio de 2012 WEEE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, tiene como objetivo reducir los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y promover la reutilización, el reciclado y otras formas de recuperación con el fin de disminuir la producción de tales residuos. A la vez se pretende optimizar la capacidad de las empresas que intervengan en el tratamiento de los residuos.

La directiva  2011/65/CE del 8 de junio de 2011 (RoHS),  sobre restricciones a la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos, indica que el plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente, y otras sustancias se deben eliminar de aparatos eléctricos y electrónicos.

Sé el primero en enterarte de todas nuestras noticias, lanzamientos y eventos

Documentos listos para descargar

Descargar nuestro catálogo
Top